La participación ciudadana es un derecho fundamental reconocido en el marco constitucional ecuatoriano (Constitución 2008), que por su importancia atraviesa todo proceso de decisión pública. Su relevancia reside no solo en que posibilita una amplia participación y permite el enriquecimiento de la agenda social, sino que es en sí mismo, el mecanismo que valida el proceso de toma de decisiones. Para entender la participación ciudadana se deberá partir necesariamente del entendimiento del desarrollo y por ende de la planificación en el territorio y los problemas socioambientales que se generan al implementar un proyecto. En base a las distintas actividades económicas que se desarrollan en el país se tiene que entender que las dinámicas sociales forman un esencial elemento con respecto a la gestión ambiental que manejan las diferentes entidades ya sean estas públicas o privadas. Bajo este contexto, se debe concebir a la participación ciudadana como la esencia que enmarca toda actividad productiva, estas relaciones deben ser estudiadas no solamente desde el concepto de desarrollo tradicional sino desde la concepción integral de desarrollo sostenible (fuerte y/o débil).
Sin embargo, el proceso de decisión pública no está exento de conflicto social relacionado directamente con el ambiente, sino todo lo contrario. La decisión pública es altamente compleja. Su complejidad radica en un sin número de factores como: el contexto decisional, los intereses en disputa, los actores. Por tanto, abordar el proceso de participación ciudadana requiere no solo del entendimiento de la norma y de los mecanismos de participación reconocidos institucionalmente; sino del entendimiento de las relaciones de poder, la hegemonía y la importancia creciente que las organizaciones sociales y movimientos ciudadanos en la esfera pública. Esta asignatura propone un recorrido por los distintos parajes de la participación. Entendida esta como un proceso integral, transversal y multidisciplinario. La asignatura se abordará desde un enfoque socioambiental que permita al estudiante una aproximación real a los procesos de participación social y a la solución de conflictos.